8 jun. 2016

Situación de la Argentina para el mes de Junio...


Todo lo que hoy sucede es consecuencia de lo que ya ha pasado anteriormente, por eso decidí hacer esta tirada sobre la situación de la Argentina en el corriente mes de Junio. No hace referencia a personaje alguno ni a un aspecto puntual, sino como dice el título, a la "situación general". Recientemente hice otra (dos en una, en realidad) que ser refería a la situación política y económica del país para el mes de Julio y comprendí que era necesario hacer esta de ahora. Por lo que puedo ver, se relacionan una con la otra...
Esta nueva tirada no distingue entre la cuestión política y la social, sino que es una mirada general, abarcativa...

La tirada es la que suelo hacer habitualmente: Tres cartas más una carta extra. En este caso me pareció conveniente extraer una segunda carta extra. También como siempre, la carta del corte (El Diablo en este caso) que es la que "tiñe" el resto de las cartas...

-------------------------------------



-------------
Cartas extras



---------------
Carta de corte



-------------------------------------

LECTURA

Recordando la presencia del Diablo, se puede ver aquí una situación llena de contradicciones, de ilusiones que se presentan a la vista y consideración del conjunto que, en definitiva, no pasan de ser eso: ilusiones. Creaciones y hechos que en verdad esconden otras realidades.
La actividad es muy importante, pero desordenada, casi caótica. Los hechos se suceden con una rapidez tal que muchas veces no permiten tener una exacta dimensión, una justa valoración de lo que se cree ver o de lo que "se cree" que sucede delante de la población. Habrá inquietud, discusiones y ansiedad.
Esto llevará a un proceso de inevitables transformaciones, que serán dificultosas y puede llegar a ser dolorosas. El clima irá adquiriendo matices de inestabilidad en todos los aspectos.
Falta de claridad, cosas ocultas, denuncias cruzadas, secretos que irán saliendo a la luz, controversias. Todo un clima que podría conducir a situaciones violentas y hasta a falta de control.
Así es como La Rueda y La Torre marcan sin dudas el fin de un ciclo y el comienzo de otro, traumático, difícil y con posiciones irreconciliables al menos en primeras instancias. La sociedad se sentirá conmocionada y confusa, sin saber exactamente qué es lo que puede esperar y qué es lo que puede hacer. Se producirá un equilibrio de fuerzas de hecho, pero que no durará demasiado tiempo pues la tensión será muy grande. Habrá desorden y rupturas...